Empresa

Historia

Genética Productiva, Rodeos "Silva Leggire"

La cría de ganado Hereford en la familia se remonta a más de 80 años atrás, por parte de Don Tomás Silva Urroz. Posteriormente, sus hijos, Don Ariel y Don José Amalio Silva Gómez, la segunda generación, continuaron la obra de buscar animales funcionales y bien adaptados a las condiciones de alimentación restrictiva del norte del país. Finalmente, la tercera generación, liderada por Rodolfo y Ariel Silva Leggire, establece, sobre las bases del buen ganado dejado por sus mayores, las pautas para la implementación de un programa de mejoramiento animal por múltiples caracteres, que jerarquiza la fertilidad del rodeo como aspecto prioritario de la selección. En efecto, en 1994, y con la mente puesta en aquellos caracteres que se entienden que dejan más dinero al estanciero comercial, se establecen los objetivos de selección en la búsqueda de producir más carne por hectárea con los más bajos costos de producción como sea posible. De manera que se establece un riguroso seguimiento del rodeo, manejado siempre a altas cargas, eliminando todos aquellos vientres que fallan en destetar un ternero, y se identifica los vientres más productivos para madres de los toros de reposición. Actualmente, se maneja un rodeo de unos 1.100 vientres que componen el rodeo de cría de la familia Silva Leggire. Este rodeo está distribuido en diferentes establecimientos localizados en los departamentos de Salto (Saucedo y Santa Ema) y Paysandú (El Amanecer), en la zona norte de Uruguay, con un sistema de ciclo semi-completo. Los toros que se producen en el establecimiento son el producto de una filosofía de trabajo que prioriza aspectos productivos y de adaptación al ambiente, criterios que no siempre son tomados en cuenta por muchas cabañas tradicionales que venden material genético nacional e internacionalmente. Nuestro compromiso con esta filosofía nos ha hecho ser muy rigurosos en la selección de padres utilizados por inseminación artificial prestando especial atención al peso al nacer, la circunferencia escrotal y precocidad de su progenie, además de los aspectos relacionados a la conformación y estructura del ganado. La búsqueda de esos padres nos ha llevado a giras por cabañas de Argentina (2005, 2012 y 2015), Australia (2006), Nueva Zelandia (2006) y Estados Unidos (2010, 2014 y 2018), desde donde se ha importado semen y embriones de aquellos padres que consideramos que satisfacen nuestras exigencias.

Selección

Programa de Selección

Bajo la dirección técnica del Dr. Guillermo de Nava, se establecen en 1994 los objetivos de selección para el rodeo de la familia Silva Leggire:

Objetivos

Lograr un rodeo de alta eficiencia de conversión de pasto en terneros, manejado en altas cargas y con bajo costo de producción, que produzca animales de buena conformación, de fácil engorde y de alta demanda comercial, con vientres longevos y aptos para producir en ambientes de restricciones alimenticias.

Criterios de Selección

  • Todos los vientres que no quedan preñados luego de un entore limitado, o que interrumpen la preñez o que pierden el ternero al parto son rigurosamente eliminados. También se refugan aquellas vacas o toros que no tengan buen temperamento.
  • Las madres de los toros de reposición se eligen entre aquellas vaquillonas que están ciclando naturalmente a los 18 meses luego de ser criadas sobre campo natural y sin suplementos de ración, y entre aquellas vacas que se preñaron temprano como vacas de 1era cría y destetan un alto porcentaje de su peso corporal en terneros.
  • Las vacas adultas se seleccionan como madres de toros, no solamente si registran un buen comportamiento reproductivo, sino buscando que tengan un buen arco de costilla, con buena capacidad corporal, que sean correctas de patas y pezuñas, con buena inserción de ubre y un adecuado largo de pezones, y sin registrar episodios de problemas sanitarios en los ojos.
  • Los toros para usar en inseminación artificial se seleccionan sobre la base de una alta circunferencia escrotal y preferentemente alta capacidad de servicio, de alta fertilidad, buscando animales de buen crecimiento pero moderado tamaño adulto, con facilidad de engorde, que no provoquen dificultad al parto y que tengan una adecuada conformación.
  • En los toritos de reposición se toma en cuenta la facilidad de parto (se eliminan aquellos terneros que son ayudados a nacer) y la performance de las madres, su peso al nacer y su circunferencia escrotal a edad temprana, así como su sana conformación.
  • El material genético a usar en los programas de inseminación 2007, se eligen luego de una gira por Australia y Nueva Zelandia, identificando aquellas cabañas y toros que resultaron más atractivos para nuestro objetivo de selección.
  • A partir del 2005, las madres más productivas entran en un programa de transferencia de embriones, que permite obtener una más cantidad de los toros de reposición hijos de las mejores vacas.